Nuevos datos de Gaia nos acercan a desvelar cómo se forman las estrellas masivas

Un equipo internacional de astrónomos, con la participación del Centro de Astrobiología (CAB, CSIC-INTA), ha utilizado datos de la misión Gaia de la ESA para estudiar las características y propiedades del mayor conjunto reunido hasta la fecha de estrellas masivas en proceso de formación, conocidas como estrellas Herbig Ae/Be. Los análisis indican que la variabilidad y emisión en el infrarrojo detectadas se deben a la presencia de estructuras irregulares en forma de disco vistas de perfil. El estudio también encuentra que las estrellas más masivas dispersan estos discos a una velocidad mucho mayor que las menos masivas.

- - -


La formación estelar es un fenómeno del que todavía quedan muchas incógnitas por resolver. En particular, se sabe muy poco de la formación de estrellas masivas, las que tienen varias veces más masa que nuestro Sol, que en comparación tiene un tamaño bastante modesto. Una de las principales dificultades a la que los astrónomos se enfrentan cuando estudian las estrellas masivas es que se forman a una velocidad asombrosa, en solo unos millones de años, lo que es apenas un instante en la escala de tiempo del universo. Por este motivo, conocemos muy pocas de estrellas que estén en proceso de formación, con la consiguiente complicación para estudiar sus características generales y arrojar luz sobe los todavía desconocidos procesos mediante los cuales adquieren su descomunal tamaño.

Afortunadamente, esta primavera la comunidad astronómica ha vivido una auténtica revolución. Después de dos años de observaciones, la sonda espacial Gaia de la Agencia Espacial Europea (ESA) ha medido distancias a más de mil millones de estrellas y otros cuerpos celestes.

En el presente estudio, realizado por un equipo internacional de astrónomos con participación del Centro de Astrobiología (CAB, CSIC-INTA) y publicado recientemente en la revista Astronomy & Astrophysics, se han recopilado una gran mayoría de las estrellas masivas conocidas que están en proceso de formación. Se trata de las denominadas estrellas Herbig Ae/Be. Tomando aquellas estrellas para las que Gaia había medido distancias, en concreto 252, y usando también datos obtenidos mediante otros telescopios, tanto en tierra como en el espacio, se han calculado tanto sus parámetros principales, temperatura y luminosidad; como otros valores físicos que permiten explorar sus etapas de formación y el medio interestelar que las rodea. Con todos los datos obtenidos se ha realizado un estudio global de las principales características de la muestra de estrellas, resultando esto en el mayor análisis homogéneo de este tipo de estrellas hasta la fecha.
Para Miguel Vioque, autor principal del estudio, “gracias a este enfoque y a la precisión de las distancias medidas por Gaia, se ha podido confirmar que el brillo variable que se observa en muchas estrellas en formación es debido a la presencia de discos de acreción, vistos de perfil”. Los discos de acreción son gigantescas estructuras planas formadas por gas, hielos y polvo, que rotan alrededor de la joven estrella y que van cayendo lentamente hacia ella. Además, este estudio también ha encontrado que estos discos son mucho más pequeños para las estrellas que tienen, aproximadamente, siete veces o más la masa del Sol.

Ignacio Mendigutía, investigador del CAB y coautor del estudio señala que “los resultados obtenidos servirán para entender mejor la interacción de las estrellas en formación con su entorno; una mezcla compleja de gases, polvo, hielos y campos magnéticos. Además, ayudarán enormemente a descubrir nuevas estrellas de este tipo, ya que ahora se dispone de un conjunto de datos homogéneo que describe sus principales características”. Además, “otros equipos de investigación podrán usar los datos de este estudio para profundizar en la comprensión de cómo se forman las estrellas en el universo”, concluye Mendigutía.

El presente estudio forma parte del proyecto STARRY, que está financiado por la Unión Europea dentro de su programa Horizonte 2020 de Investigación e Innovación a través del acuerdo MSCA ITN-EID Nº 676036.




Figura: impresión artística de una estrella de Herbig Ae/Be. ©ESO y L. Calçada.

 

Fuente: UCC-CAB

 

Documentación adjunta a la noticia:

Departamentos y unidades de apoyo

La respuesta a las cuestiones sobre la vida y su origen ha de venir del esfuerzo combinado de muchas disciplinas

Grupos de investigación

La ciencia desarrollada en el CAB se canaliza a través de grupos de investigación interdepartamentales

Cultura Científica

La UCC del CAB busca hacer accesible el conocimiento científico al conjunto de los ciudadanos

Copyright 2012 - Todos los derechos reservados | Centro de Astrobiología - CSIC - INTA | Política y condiciones de uso | Aviso legal